No tenía idea del poder increíble de unas muy suaves y rítmicas palmaditas en la cola.
Que pena que se desvanece.
Si unas palmaditas hicieran conmigo lo que hacen con mi hija, la vida de los que me rodean sería infinitamente mas sencilla.

Posted from WordPress for Android

Anuncios