¡Me siento estupenda! Apenas arrancando tan entusiasmada con esto de la blogosfera y he recibido una sorpresa que me hizo el jueves.

Mamá Blogger, una madre inquieta como yo, me ha regalado el Lovely Blog Award. ¡Muchas gracias!

 Imagen

Y yo chillo de alegría como niña chica. Porque me ilusiono con que si así arranco, un día voy a tener un blog cargadito y variado como el de Mamá Blogger. ¡Péguenle una mirada y van a ver!

Pero con un premio vienen las responsabilidades ;0)

Aquí van las respuestas a las preguntas del premio:

1. ¿Por qué creaste el blog? ¿Por qué ese nombre?

Yo ya llevaba una especie de bitácora desde el embarazo en papel. Una especie de cuaderno para que mi bebé mire cuando sea más grande. Pero tenía ganas de decir muchas cosas que no entraban en ese cuaderno. Y ganas de intercambiar con personas, que no se podía en mi versión cuaderno. Así que quise probar que otros vean lo que escribo.

El nombre le cabe porque en eso baso todas mis prácticas de madre. Creo que nadie nace madre o padre, que es un rol social que se aprende. Y, como en todo aprendizaje, se va para adelante y para atrás, se cometen errores y se subsanan, se cambia de opinión, se crece.

2. ¿Le dedicas muchas horas al blog?

Ojalá. Tengo un trabajo doble turno (8 horas diarias) y una familia y amigos que requieren amor y atención (y a los que me gusta dedicarme). Así que, por ahora, este blog se está haciendo en minutos muertos (si, si, minutos, no horas). Mientras espero en el médico desde el celular, en la hora de almuerzo del trabajo, en esos momentos que no me puedo dormir…

3. ¿Que pretendes conseguir con tu blog?

Conocer otras cabezas y relatos. Con esto de la maternidad, es para lo que vengo explorando Internet. Entender distintas maneras de ver y hacer las cosas, conocer formas de acercarse a los temas. Y ver que opinan los que se animen de las cosas que se me ocurren.

4. Un objeto sin el que no podrías vivir.

Antes de que naciera mi hija hubiera contestado la compu o el teléfono. Yo, que nací en los 80, ya había aprendido que el mundo sin conexión a Internet puede sentirse terrible.

Ahora, diría que no hay un objeto que se me haga indispensable. Estando con mi hija, ya he logrado olvidarme del teléfono un día entero y que no me importe, y la computadora se ha transformado en una herramienta de trabajo. Y ahora en el placer del blog, sin el cual, podría vivir perfectamente.

5. Tu comida favorita.

Milanesa con papas fritas. ¡Hechas por mi tía Charo!

6. ¿Cual es el mayor reto al que te has enfrentado?

La maternidad, sin dudas.

A veces me pregunto como pude haber querido con tanto anhelo algo que no tenía idea de cómo era.

7. ¿Cual es tu lugar favorito? ¿Por qué?

Mi hogar. Soy muy hogareña. Algunas personas que me conocen no entienden como no me muero por viajar todo el tiempo. Porque mi casa es mi rincón. Estoy cómoda, conozco el paño, hago lo que quiero, la comparto con quienes quiero. Para mi, ni hogar es un pilar, un gran valor.

8. Describe 3 palabras que te definan.

Imaginación: siempre tuve problemas con la relación realidad/fantasía. / Capricho: fui primera hija, sobrina y nieta, siempre hice lo que quise, y después, crecí. / Cambio: amo el movimiento porque, como dice Nick Cave: “people often talk about being scared of change / But for me I’m more afraid of things staying the same / Cause the game is never won by standing in any one place for too long”

9. El mejor momento de tu vida.

Una conversación que tuve con mi actual esposo cuando aún no hacía mucho que nos conocíamos. Una propia epifanía. En la que me di cuenta que era posible el amor incondicional y al mismo tiempo me di cuenta que yo podría cambiar lo que fuese, porque yo era lo que yo quería cada día. Que mi historia me marca, pero no me condiciona. Que mi futuro depende de lo que yo quiera hacer. Guardo como ola de amor calentita, la sensación que sentí (que me invadió) cuando me di cuenta que había conocido a alguien que estaba dispuesto a acompañarme en una aventura personal como esa.

10. ¿Que le dirías a tus seguidores del blog?

¡Comenten! Quiero saber que opinan de mis viajes mentales. O de lo que me animo a escribir de mis viajes mentales 🙂

11. Un sueño por conseguir.

Poder hacer absolutamente lo que quiera con todo, todo, todo mi tiempo.

Ahora, los 11 candidatos que propongo son:

No soy una drama mamá

Mamá Con-ciencia

Papá en prácticas

En las manos de Yaras

Doodlemum

Ni blog ni bloga

Mamá puede

Para el bebé

El blog de una empleada doméstica

Pequeboom

Lectora, profe y mamá

Y mis 11 preguntas:

1 – ¿Por qué llevas un blog?

2 – ¿Qué es lo que más y menos te gusta del mundo virtual?

3 – ¿Qué no podría pasar en tu mundo ideal?

4 –  ¿Cambiarías algo de tu aspecto? ¿Qué?

5 – ¿Cómo es un día de tu vida?

6 – ¿Cuál es tu actividad favorita en el mundo?

7 – Nombra 3 cosas que te llevarías a una isla y por qué

8 – ¿Qué te ayuda a mejorar tu humor cuando estás triste?

9 – Cuenta una anécdota que creas que te hizo crecer.

10 – Si pudieras hacer absolutamente cualquier cosa por un día ¿qué harías?

11 – Pide un deseo

Y, al final de todo, me despido agradecida. ¡Que pasen un lindo viernes y un mejor fin de semana!

Anuncios