Si, si, sigo siendo yo y si, es cierto, les estoy mandando leer una columna de Natalia Trenchi.

Para quienes no han oído de ella, es una psiquiatra muy reconocida en Uruguay, referente en educación infantil. Además de su práctica profesional, hace públicas sus formas y opiniones en varios medios de comunicación.

Para los que saben como me va la cabecita, no es raro pensar que la perdí del todo. Suelo estar bien en contra de la gente que le dice a uno como debe hacer con sus hijos por más títulos que tenga. Soy capaz de bancar consejos, pero nada más que consejos.

Y todos sabemos que de buenas a primeras desconfío de los psiquiatras. Solo por esa capacidad de medicar y medicar y medicar que les he conocido.

Pero es que esta vez la psiquiatra tiene la razón.

Pone en negro sobre blanco algo que a mi me ha dado de pregonar a gritos cada vez que puedo: que no se pierda nunca el sentido común.

Para mi gusto, le faltó hablar un poco del mejor esfuerzo posible y de nunca, nunca, nunca dejar de lado el amor. Pero es todo parte de lo mismo.

Porque a veces el sentido común es el menos común de los sentidos.

 

http://www.mujermujer.com.uy/columnas/3383_que-nunca-falte-el-sentido-comun/

 

Anuncios