Siguiendo con la Semana de la Lactancia, hoy les caigo con un poco de información y links útiles para cualquier familia que esté por convivir con un lactante (o que ya lo esté haciendo). 

Cuando nosotros estábamos por empezar este asuntito de los hijos miramos éstos que les pongo y algunos otros. Y la verdad es que nos resultó muy útil. Informarse nunca resta. 

Arrancando por las normas y las básicas en Uruguay, se puede leer un PDF con la ordenanza del Ministerio de Salud Pública sobre la lactancia materna. Está muy bueno porque uno puede saber qué es lo que debe hacer el centro de salud y cuáles son los derechos de las madres, padres y lactantes. Además, cuenta con un anexo que explica problemas usuales al dar la teta y como solucionarlos, que resulta una guía clara cuando uno no sabe mucho para donde agarrar. Es cierto que no está en un vocabulario ni presentación muy amigable, pero dice lo que uno quiere saber. 

También leí bastante sobre el Banco de Leche Humana. Porque nunca está de más, si a uno le sobra, compartir con las personas que no tienen suficiente, o nada. Yo soñaba con poder donar leche por tener más de lo que mi nena necesitaba. No me salió, pero aprendí varias cosas igual. Sobre todo de técnicas de ordeñe. 

Saliendo de mi país, encontré un manual muy útil de la Ciudad de Buenos Aires, cuyo principal aporte fue poner en negro sobre blanco asuntos del tipo cómo se produce la leche, cómo funciona dar la teta desde el punto de vista biológico. Y además tiene algunas secciones sobre ayudas y solución de problemas muy amigables para leer. Buenísima sección de creencias populares, que son las mismas, más o menos, que he adivinado que hay en mi país. Divertido Y educativo. 

Finalmente, algo que me ayudó mucho, mucho, fue leer experiencias ajenas. Porque está todo bien con los manuales, pero yo quería tener una idea de la distancia entre el papel y la realidad. Para sumar, digamos, y no quedarme solo con las anécdotas de terror de mis morbosas vecinas y compañeras de trabajo. 

Les dejo algunas: Creciendo con piojito, SOS Papis novatos, Ser madre una aventura, Diario de una mamá novata. Les pongo solo algunas de las que leí, sin criterio. Porque en realidad me tomé esto como un deporte y leí experiencias de todo tipo, color y tamaño. Lloré, me reí, pensé que era una verdadera papa, pensé que no le iba a hacer bien nunca, me imaginé en todo tipo de escenarios. Me hizo bien. 

Y eso que, como ya les conté, no poder con la lactancia era de mis mayores temores. Y voy a pararme del lado de quien ya lo hizo: si yo pude ¡todas ustedes también!

 

Anuncios