Chancho limpio

Cada vez que comento en algún lugar concurrido que mi hija es una de los miles de niños perdidamente enamorados de Peppa Pig escucho todo tipo de críticas.

Entre la pereza y la falta de tiempo, mucho antes de tener la oportunidad de googlear Peppa+crítica+razonableporfavor (cosa que finalmente no hice), pude mirar 2 o 3 decenas de capitulos con Maite.  Pero con mas atención.

En términos generales, tengo para decir un rango de cosas que van desde lo espantoso (y me horrorizo ¡yo le pongo videos de esto a mi hija en YouTube!) a lo divertido. Y mi mente se parte en 2 y no estoy segura de qué pensar.

Por un lado, el cachorro todavía no cumplió los 2 años y mira la tele o videos en inglés. La atención que le presta al programa es flotante y con el cambio de idioma no tengo claro cuanto decodifica.

Por otro lado, que entiende, entiende; eso si es seguro. Lo sabemos porque la hemos escuchado reír en los momentos apropiados, por ejemplo. Canta algo parecido a lo que dicen las canciones asociando contenido al momento o levanta el teléfono y dice “elóuuu”, porque Peppa también hablar por teléfono en inglés. Pero tengo pendiente buscar mas información y tener  mas claro hasta donde le llega.

Igual, después de ver tantos capítulos, esto es lo que tengo que decir de las críticas que he escuchado:

* Peppa siempre es el centro del mundo, la maestra la elije para todo, y todo así. Y si. Es un dibujito dirigido a niños que están en una edad en la que se reconocen como individuos, Ellos son el centro de su universo, y para que se relacionen con el personaje, éste debe ser el centro de su universo también.

* El padre siempre hace las cosas mas o menos mal, o exagera, o quiere hacer cosas que finalmente no puede. ¡Estoy muy de acuerdo! ¡Y como me molesta! Para clavar un clavo, rompe toda la pared; hace a todos buscar sus lentes y estaba sentado sobre ellos; no sabe ni en qué día vive ni si tiene que ir a trabajar o no, y la lista es interminable.

* Los niños se tiran eructos y hacen enchastres cuando cocinan. No se me hace un problema, no se, son niños.

* Tanto cachorros como grandes juegan en el barro bajo la lluvia y andá a explicarle a menganito de 3 años que no, jugar ahora en la lluvia no.Yo que se… Es un show made in England… ¡Hay que enseñar a los más pequeños a disfrutar de los charcos, el barro y la humedad!

Y están las cosas que a mi se me vienen a la cabeza cuando veo algunos capítulos. Y como muestra les pongo uno de los que Maite mas ha visto y de los que a mi peor me caen. Se llama “Work and play”.

– El padre no sabe ni en qué día vive y ni si tiene que ir a trabajar o no.

– La madre de Peppa le hace de madre al papá. Le avisa sus obligaciones y le alcanza el maletín como si estuviésemos mirando I love Lucy.

– Ninguna de las “madres” tienen un trabajo fuera del hogar

– La madre de Peppa, que si dice que trabaja, se sienta frente a una computadora (y ella misma dice lo que está haciendo con un “bla, bla, bla”). Se ve que cuidar de un niño y hacerse cargo de la casa no es suficiente.

– Toda la situación “jugar a la tienda” con ninguna explicación/instrucción/guía del adulto presente.

– Cuando vuelven a la casa, todos cuestionan la actividad de la madre.

Y ya me parece demasiado decir para un capítulo de algo menos de 5 minutos.

Dicho todo esto, no le voy a prohibir a mi hija ver Peppa. Será cuestión de prestarle atención a lo que mira y conversar los contenidos en casa. Porque como no siempre voy a poder controlar lo que pone en la tele, prefiero practicar el desarrollo del diálogo con nosotros y la mirada crítica a lo que sea. Y que nos sirva para hoy y para toda la vida.

¿Es muy chica? Claro que si. Así que seguramente hoy no llegamos a nada con decir “Daddy pig trabaja en una oficina como mamá”. Pero prefiero arrancar igual, porque mañana, se construye hoy.

Anuncios

5 comentarios sobre “Chancho limpio”

  1. Los dibujos, en general, estoy contigo no suelen plasmar una realidad muy clara, y Peppa Pig más aún. Pero yo creo buscan más su compresión que un afán de adoctrinarlos. Como ejemplo, no he visto enfadarse mucho a casi ningún “padre” de dibujo ante las trastadas. No es muy veraz vamos. Me gusta que alguien se atreva a cuestionar lo que rodea a los niños, me gusto el post

  2. Gracias María!
    Me hizo escribir el post el dicho aquel que dice “una mentira repetida mil veces se hace verdad”. Porque como la cría mira mil y una veces cada capítulo, pensé que mas vale hacerle el contrapunto. Eso, mas la seguridad de que nunca voy a poder controlar todo lo que mira…
    Más vale siempre charlar en casa 🙂 Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s