Pocas cosas me molestan mas que la gente que te juzga justito después de decir: “pero mirá que yo no juzgo a nadie.”

Hay varias maneras de llegar a esto. Una, hacerlo de frente. O sea, decirle a la otra persona: “mirá, me parece que lo que hacés es una porquería y creo que sos mala persona por tal cosa”. Otra, hacerlo solapadamente.

Y ahí es cuando pierdo los estribos y escribo un post en caliente.

Parece que no está claro para todas las mujeres que hay madres que no amamantan porque NO PUEDEN. Si. Si, señoras y señores. Hay tantos factores en juego en la lactancia y son tan personales, que hay muchas mujeres que efectivamente no pueden amamantar.

Repito: no pueden. No es que no quieran.

Claro, están las que no quieren. Uno puede conversar con ellas, contarles las opciones propias, poner en la mesa todos los estudios que dicen que la leche materna es lo mejor. Pero cada uno hace lo que le place. Ni siquiera estoy dispuesta a juzgar a estas madres que prefieren no amamantar; por algo lo hacen. Prefiero que ese bebé sea alimentado con amor, con todas las personas involucradas sientiéndose bien sobre lo que están haciendo.

Imagínense lo que pienso de juzgar a aquellas madres que preferirían amamantar pero no pueden elegir lo que hacen. Porque si, aunque parezca mentira, no todas hacemos lo que queremos. Ni siquiera en relación con nuestras tetas y nuestros hijos.

Y ahí están algunas de las madres que exitosamente amamantan a todos sus hijos hasta los 3 años para decirnos lo horrible que es hacer  cualquier cosa que no sea eso mismo. Si me preguntan a mi, eso no hace mas que poner mas nerviosa a la mujer que está por parir y quiere amamantar, que es lo que me pasó a mi.

Porque -seamos honestos- una vez que le das una mamadera a tu retoñito, quien sea que te está mirando no tiene idea de por qué estás haciendo lo que estás haciendo. Y dar una mema en público en este país no es fácil (como ya comenté una vez acá).

Así que a todas las hermosas mujeres que cuelgan montones de infografías con el mensaje “si no das la teta sos mala madre” les respondo: malísimas son ustedes, que no tienen idea del por qué pero juzgan a otra mamá.

Anuncios