mamámamimamamamamámami

Arranca tan rápido que nunca voy a poder darme cuenta en qué número de “ma” es que me dan ganas de taparle la cara con una almohada.

Perdón. Ando con poca paciencia, no se por qué.

Capaz que tiene algo que ver con que hace unas semanitas a la niña se le da por necesitar con locura a uno de sus progenitores en particular, y es ese, solamente ese de nosotros dos es quien puede hacer tal o cual cosa con/para ella. Y pobrecita de la persona que decida interceder.

No es terrible, durante el día no le pasa para nada seguido y nos la da parejo a madre y padre. Cuando arranca con el “páaaapapápapipapipapá…” yo me mando callar y me concentro en lo mio. Pfff, total… se que no hay nada que pueda hacer.

¿Y entonces cuál es mi problema? La noche la tiene una fija conmigo. Tan fija que hay días que escucho un par de “máaaaa” seguidos y me dan ganas de picar por la punta y perderme en el horizonte.

Situación dormir = mamámamimamamamamámami

Si, eso mismo. Cada vez que encara la cama para dormir necesita que yo esté al lado de ella. Cada vez. Y no sirve que yo intente arrastrarla hasta la cama grande para que el maridete también reciba un poco de amor nocturno; ella no quiere eso. Quiere su cama, conmigo al lado. Claro que (si yo estoy) tampoco quiere a su adorado padre al lado para dormir. Es conmigo.

Las primeras noches me las pasé pensando en qué maravillosos momentos me da la vida y mirándola hasta que se dormía. Gracias a este hábito que tiene paro por unos segundos todas las noches para mirarla detalladamente y eso los agradezco al infinito.

Pero siendo honesta, cuando es el tercer o cuarto día seguido que chilla como un juguete berreta en loop a las 4:47 de la mañana, solo quiero llorar y no tener que levantarme a las 6 y poco. Le hablo a la niña de 2 años como si pudiera entender, le repito que el padre ese día se queda hasta mas tarde, le canto las tareas que tengo al día siguiente, le armo rimas con los nombre de los huesos del cuerpo que me duelen.

También un poco porque cuando encara así por mas de un par de días mi cuerpo se hace el estúpido y caigo en esto.

Por supuesto la gran mayoría de las veces me duermo antes que ella o con ella, lo que no colabora con la parte del dolor de huesos, aunque como son cada vez mas, si me da mejores opciones para las rimas.

Pero eso en el mejor de los casos. Las (pocas, si, ta, pero son y están ahí, esas) noches en que decide despertarse, me acuesto, me duermo, me despierto, me levanto, voya al cuarto de Maite, me entreduermo, me entredespierto, me pego contra las paredes hasta mi cama, me duermo, me despierto, vuelvo al cuarto de la niña, me duermo, me despierta mi maridete, me lleva zombie hasta nuestra cama, me duermo, despertador. Con suerte.

Una vez más, me saco el sombrero por los padres que viven con sueño.

Cuando ando por ahí dormida, soñando despierta, tengo la fantasía que de esto se sale. ¡Díganme que si!

Anuncios

18 comentarios sobre “mamámamimamamamamámami”

  1. Ay las noches… Esas siempre han sido para mí, tanto con Niño como con Niña, incluso con los dos a la vez. Al principio iba zombie pero luego te acostumbras a dormir poco e interrumpido… Qué le vamos a hacer! Ánimo que todo pasa…. A partir de los 3 años se despiertan mucho menos.

  2. ¡Cómo te entiendo! A la hora de dormir tengo a mi pequeñín mayor que cuesta un horror hasta que se duerme… Y durante la noche tengo a mi pequeñín pequeño que se despierta las veces que según le apetezca esa noche… Y ahí me tienes, como tú, zombie y con un pelín de mala leche… 😦 ¡Ánimo!

  3. Escribo con sueño y son las 10 de la noche. Estoy hecha un escombro. No veo el momento en que el pichón se me acerque, me pida teta y se duerma como un bendito en 5 minutos… ó en 10, ó en 15, ó en 20… Después de la cena fantaseo con dormir. Durante la noche suele hacer 1 ó 2 tomas. Él no se despierta y yo me desvelo. Se me duermen las piernas, los brazos, me duele la espalda. Te entiendo perfectamente. Sé que ahora es duro y muuucho, pero esto pasará y, sinceramente, creo que, cuando sean grandes, echaremos de menos tenerlos tan cerca tanto tiempo.
    Ánimo y fuerza!
    Un abrazo grande.

    1. Ay querida, muy lindo y todo pero no extraño nada lo de la teta a las 4 de la mañana. Te lo juro que pasa. Yo me quejo pero es algunas noches seguidas de un tirón, que me enloquece y me deja mal. Después, por lo general, tira 9 horitas o algo así. Ánimo 🙂

      Ah, espera… ¡por supuesto que IGUAL me caigo dormida a las 10!

    1. Ahhh pero eso es otra cosa. Yo no puedo convivir en sociedad si no duermo. Por eso está el link ese al post que escribí sobre los padres que viven con sueño. Levanto una copa a tu salud, porque no tengo idea cómo lo lográs. A mi me pasa nomás en rachas de 5-6 días, y yo se que me quejo porque tengo el espacio en el blog, nomás, porque hay gente que no duerme de verdad. Si, ,si, con unos días de prueba se que puede ser agotador. Lo de paciencia es CLAVE. 🙂

  4. Ánimo guapa! No te preocupes que esa etapa pasa te lo aseguro. Teneis rutinas estavlecidas antes de ir a dormir? Eso ayuda mucho y si ves que te está llamando sin motivo, solo por hacerte ir y llamar tu atención prueba a no ir más, ponle las cosas claras. Al final la falta de sueño pasa factura. Mucho ánimo!!

    1. Pasa factura y con unos intereses bárbaros. Como decís, con rutinas, solemos descansar de noche. Tiene rachas de algunos días que son los que me matan. Creo que como este año estamos en una rutina en la que está buena parte del día con su padre, me llama de noche. El dilema de la madre moderna 😮

  5. yo lo tuve mega duro, hacia los 2 anyos era de pesadilla, se despertaba cada hora o menos… siempre me despertaba a mî, obvio. ahora me hace eso de mamà, mamà, MAMAAAAA cuando estoy en el cuarto de banyo sobre todo, y yo, que no me gusta chillar, me callo, panica y termina subiendo corriendo a la planta de arriba, donde estoy, y medio llorando… ni que la fuera a dejar sola en casa!!!

    1. Hay querida! Que dicen las que tienen hijos mayores que esto pasa 🙂
      Yo me saco el sombrero con padres como tu, que viven y aman y siguen para adelante teniendo cero hora de descanso (y seguramente ni hablar del tiempo para uno mismo). Yo no podría… Ánimo que cada dìa queda menos. Abrazo

  6. Ufff!!! el dormir. Todo un tema…
    Mi hija mayor pasó por una etapa similar. Se me acercaba en la noche, en silencio, con todos los pelos delante de la cara y me tocaba suavemente sin decir ni una palabra. Yo, entre sueños, despertaba y me llevaba un susto de aquellos, sin entender bien qué estaba pasando hasta lograr resituarme.
    No creo que haya recetas al respecto, pero a mi me resultó mucho la anticipación. Durante el día, le decía que en la noche tenía que dormir en su cama, sola, sin pasarse en la noche a la de los papás. A veces me resultó, otras no. Pero si evalúo el proceso completo me dio resultado. A eso, después le sumé la posibilidad de un premio por semana: un cuento que leeríamos en la noche, antes de acostarnos. Todos esos rituales nos fueron ayudando.
    Mucha suerte y ánimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s