Que primeriza que ando en la vida, ¡por favor!

Pero no lo digo en el sentido ese que una vez conté que tanto me molesta. Primeriza como sinónimo de insegura, contracturada, inexperiente, asustadiza.

Es solamente que está empezando este año con muchas “primeras veces”.

En la primera vez que me aparezco este año por el blog a escribir una publicación cortita cualunque y me aparece que va a ser el post número 100. O sea, mi primer centena. Puedo asegurar alguna continuidad y algo más de un año de crecimiento como persona y como madre. Me alegra saber que la base sigue estando y, como buena base, sigue siendo la misma. Porque, aunque ya no se me den las epifanías, sigo convencida de hacer lo mejor que pueda.

Es la primera vez que  estoy desempleada contra mi voluntad en mi vida (digamos) adulta, responsable y con niña y la mar en coche. Aunque en realidad quizás es incluso peor, es incierto. Ya no me pagan y “están evaluando” qué pasa. Limbo laboral sin salario. Es la primera vez que me enfrento a la necesidad de tomar decisiones que pospongo hace años y se me pone la piel de gallina. Escribir me hace recordar que pensé/pienso cosas sobre la conciliación y todo ese rollo.

Es la primera vez que soy madre de una niña. Si claro, hace 2 años y medio que nos conocemos como bebé y mamá, y desde entonces soy madre todo el tiempo.  Pero ella claramente en este verano dejó de ser bebé. Es una niña. O sea, en serio, soy madre de una niña (help!).

Es la primera vez que no me interesa mucho si cambió el año porque no estoy para resoluciones de un día para el otro, no tengo fe o confianza en el año que viene o en el futuro, lo tengo en mi misma y en lo que puedo hacer. Estoy en donde elegí estar y lo elijo todos los días. Sigo mi camino recontra bien acompañada, sobre todo y antes que nada por ese hombre que me las banca todas y que me hizo llevar a la práctica la flexibilidad mayúscula de los roles papá/mamá.

Lo que si no es la primera vez que me toca mirar a los ojos a mi niña que entiende todo-todo y que puedo decirle, firme y segura, que todo lo mejor estar por venir, que vamos a estar mas que bien. Pero, como todas las veces, se siente como si lo fuera.

Anuncios