Muñeca

Maite y muñeca.

Como regalo navideño llegó esa muñeca. La que ella trata como nosotros a ella, la que la representa en el juego. La muñeca es ella y ella es las personas con las que se relaciona. En primerísimo lugar nosotros padres, y las tías y tíos, amigos y maestras. Ella y las relaciones, ella y el poder.

Y te la actúa toda. Nunca me había visto desde los ojos de otra persona tan honesta y brutalmente. Es hermoso, maravilloso y cruel; a veces por turnos pero casi siempre todo junto.

Te cuestionás todo cuando escuchás a tu hija repetir con tu mismísimo tono eso que ni siquiera quisiste decir la primera vez que salió de tu boca. Se te cae la estantería cuando la descubrís teniendo actitudes que querés cambiar desde que tenés consciencia.

Si, también te maravillás y se te ensancha el corazón cuando la ves copiando lo mejor de vos y lo mejor de tus seres amados al infinito, cuando reconcés en ella lo que mas te gusta de las personas con las que compartís tu vida. Que la niña le diga “gracias” a quien le ofrece cualquier cosa, te hace sentirte mejor persona, un ser humano que colabora con generar la bondad en el mundo.

Y con una de cal y otra de arena crecen los niños.

Pero a mi me noqueó el golpe de reconocer esas cosas por las que no puedo rezongar a mi propia hija porque lo que la niña necesita es un mejor modelo, un ejemplo que es el otro, el que es mucho mejor que ese que se que doy a veces.

Yo digo que esto, como todo en la vida, debe ser considerado una oportunidad para aprender. En mi caso, sería finalmente dominar la expresión de mis sentimientos en cualquier situación de estrés, todo el tiempo. Porque hay cosas que ve un millón de veces y nada y otras que las ve una vez y las repite como en loop.

Dicen por ahí que “lo que no te mata te fortalece”. Cada vez que le veo la cara a mi hija cuando me pega un grito descontrolado, se me suma un segundo mas de respiración antes de la próxima vez que a mi me dan ganas de pegar un grito descontrolado.

Si se puede, siempre hay tiempo para poder.

Anuncios

5 comentarios sobre “Muñeca”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s