Yo también tengo depresión post parto

Si, también. Como cerca del 20% de las mujeres en mi país.

¿Se dan cuenta lo enorme de esa figura? Aunque es una cantidad que no está del todo firme porque una de las cosas más difíciles con este asunto es cuántas de las mujeres que lo padecen efectivamente llegan a los lugares en los que se recaban estos datos.

Con esa taza, y con la cantidad de mujeres que hay en mi vida, no conozco ni a una que haya pasado por esto y que yo sepa. Ni una, no exagero. ¿Ustedes conocen muchas?

Las mujeres vivimos estas cosas en soledad y silencio, como una pena. Como si fuera nuestra culpa. Es un problema invisible.

En casi todos los otros asuntos de la vida, leer la experiencia de otros me ha ayudado toneladas. Así que bueno, me voy a animar a compartir esta experiencia.

No puedo más sin decir nada, soy una más de las que viven sin compartir este proceso complejo. Cierto que no he estado en silencio. Parte de mi campaña de normalización de este asunto para poder seguir con la vida ha sido decirlo sin tapujos a las personas con las que comparto mi vida. Las poquísimas personas que he visto estos días me han escuchado.

Para mi, escribir es parte de mi vida y una buena terapia. Más aún si el tema me parece así de escabroso. Así que bueno, acá va la primera.

Si me está leyendo alguna madre reciente o madre de varios o madre hace rato que ha tenido episodios depresivos o depresión post parto: no estás sola.

Y otro par de cosas fundamentales. Una, la depresión te pega a vos y a todos los que te rodean. Dos, se puede salir, aunque no es fácil.

Escucho a quien quiera compartir su historia.

 

*** La imagen destacada es con una sonrisa porque las madres deprimidas somos unas capas de la actuación. Hasta cuando estamos solas con nuestros cachorritos.

Anuncios

2 comentarios

  1. Vos me vas a disculpar, pero basta que te des una vuelta por las salas de espera de algún cti infantil, o hablar con una mamá que las está pasando mal, o seguir alguna página en facebook de esas que sólo los que estamos adentro sabemos lo feas que son, para darte cuenta de lo maravillosa que es tu vida, de la bendición que tenés y de que si te quejás, es de llena.
    Perdòn.

    • Buenas. No se si vas a leer esto pero debo hacer unas aclaraciones muy básicas:
      1. No me estoy quejando. Bueno, capaz que si, pero es de la cantidad de mujeres que pasan mal pero no lo comparten por miedo a ser juzgadas como lo hace tu comentario. No me quejo de mi vida para nada. Soy muy consciente de lo que tengo en mi vida.
      2. La depresión es una enfermedad. No la elijo, como nadie eligiría la diabetes o tener un brazo quebrado. Las enfermedades mentales no son imaginarias y uno no puede hacerlas desaparecer.
      3. Lamento mucho que haya personas que deban vivir experiencias como tener a un hijo en cti. No tenés idea qué se al respecto. Lo que tengo claro es que la depresión es algo muy distinto a la tristeza por cosas feas que nos suceden. La depresión se tiene incluso cuando nos pasan cosas hermosas, como el nacimiento de un hijo sano.
      Espero que en algún momento puedas tomarte el tiempo, escuchar y comprender a las personas que sufren enfermedades de cualquier tipo. Sobre todo, porque espero que jamás le des el tipo de respuesta que me diste a mi a alguien cercano que esté buscando tu apoyo o ayuda.
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s